Pizzero quiere reencausar su vida tras conseguir la libertad ambulatoria

 

El pizzero Richard Darío Bernal manifestó que quiere reencausar su vida, tras ser procesado por la muerte de un asaltante que ingresó a su local gastronómico. Una jueza le concedió la libertad ambulatoria y la Fiscalía ya solicitó su sobreseimiento definitivo.

Richard Darío Bernal manifestó que quiere volver a su "vida normal", luego del momento y el proceso que le tocó enfrentar por matar a un asaltante armado que ingresó a su pizzería.

Después de ser beneficiado con la libertad ambulatoria en una audiencia de revisión de medidas que se llevó a cabo, el hombre manifestó que considera como opción no volver a abrir su local gastronómico.

Explicó que se debe a la inseguridad que sienten, tanto él como su familia, luego de que haya sufrido el intento de asalto donde apuñaló al atacante en defensa propia.

“Sigo consternado porque no pensé pasar por esto”, expresó en declaraciones a los medios de prensa. Ahora solo deberá comparecer ante el Juzgado una vez al mes, tiene prohibición salir del país y una caución firmada por su abogado.

Igualmente, los fiscales Giovanni Grisetti e Irene Álvarez pidieron ya el sobreseimiento definitivo de Bernal, quien fue imputado por homicidio doloso por excitación emotiva y reproche reducido.

El proceso abierto contra del pizzero generó una ola de críticas por parte de la ciudadanía y obligó al Ministerio Público a remover a la primera fiscala del caso.

Al ser consultado si quiere trabajar en el sector privado o público, Bernal señaló que primero quiere pensar bien sobre su situación para luego decidir su futuro, sobre todo, porque tiene una familia de por medio.

Por otro lado, afirmó que su familia fue el principal sostén. “Sin mi familia no hubiera podido salir, pero también recibí el apoyo de mucha gente”, agregó. Además expresó estar contento por haber conseguido la libertad ambulatoria.

Este caso ocurrió en los últimos días de abril, cuando un joven identificado como Matías Alcaraz, de 19 años, llegó en motocicleta con otra persona al local ubicado sobre Teniente Américo Pico y Río Manduvirá, de Villa Elisa.

Alcaraz bajó de la moto armado e ingresó a la pizzería. Bernal lo enfrentó y le aplicó una puñalada en el tórax. Ambos asaltantes huyeron, pero el joven fue encontrado sin vida a 300 metros del lugar.

El artículo 19 del Código Penal, que habla sobre la legítima defensa, señala que “no obra antijurídicamente quien realizara una conducta descrita en el tipo legal de un hecho punible, cuando ella fuera necesaria y racional para rechazar o desviar una agresión, presente y antijurídica, a un bien jurídico propio o ajeno”.